Gastronomía de Barcelona: 7 platos que tienes que probar

Barcelona, ciudad de contrastes, de mar y de montaña. Y de gastronomía variada del mar, de la montaña y de la huerta. En Barcelona se come que te mueres. Te empachas sin querer porque todo está buenísimo. Dices que ya está, que esta semana no volverás a comer fuera, pero no puedes evitarlo. Está todo bueniiiiiisimo. 

Este artículo es para ti, que eres nuevo en Barcelona. Para ti, que todavía estás pensando en mudarte. Para ti, que eres un foodie. Para ti, que te vas de foodie y no tienes ni idea y lo sabes. Para ti, que simplemente te gusta la buena comida. Para todos, en realidad, porque dan igual todas las diferencias que pueda haber entre nosotros, gentes del mundo: el placer de comer rico es universal 

Venga, al lío. Aquí tienes 7 platazos que representan la gastronomía de Barcelona 100%. 

Gastronomía de Barcelona: un sabor nuevo cada día  

1. Pa amb tomàquet 

O “pantumaca”, tal y como lo pronuncia gran parte de nuestro país. Simple, conciso, directo: pan con tomate. Pero ¡qué pan y qué tomate! La tradición catalana de este plato hace que sí o sí tengas que probarlo en una terracita de la ciudad condal.  

2. Butifarra 

El embutido por excelencia en Cataluña, hecho a base de cerdo y condimentado. Lo puedes comer crudo, asado o frito. Se suele comer sola o con mongetes, que son un tipo de alubias blancas que tienen un sabor particular y que combinan muy bien con la potencia de la butifarra. A tope. 

 3. Calçots 

Tipiquísimo de Barcelona. Cebolletas con salsa Romescu. Tienes que probarlos en cuanto puedas, pero, sin duda, tienes que acudir a una calçotada, poner tel babero (sí, sí, el babero) y ponerte guarro hasta las cejas. Si no terminas con el babero manchado y las manos negras, es que no lo has hecho bien. 

 4. Escalivadas 

Berenjena, pimiento, cebolla, ajos, tomate, sal, aceite de oliva. Todo asado. Riquísimo. Tradicionalmente, este plato se asaba al rescoldo, pero bueno, a falta de brasas, bueno es el horno. Y oye, el resultado es increíble, tal y como podrás comprobar en muchos lugares de la capital catalana. 

 5. Arroz negro 

El arroz es típico del Levante. Valencia tiene la paella y Barcelona el arroz negro. ¿Negro? Sí, porque está cocinado con tinta de sepia, y acompañado por verduras, hortalizas y mariscos. No puedes estar en la ciudad condal y no probarlo. 

 6. Coca 

La coca. Ese alimento de la gastronomía de Barcelona que confunde a los que no viven allí. ¿Es dulce o es salada? ¿Qué es lo que lleva? Pues mira, puede ser dulce o salada y, en realidad, puede llevar prácticamente cualquier cosa, porque lo que define una coca es la masa utilizada para ello. 

 7. Crema catalana 

El final perfecto de cualquier comida…Desde el siglo XVI. Comer crema catalana es casi como comer historia, pero, en vez de atragantarte con las fechas, lo disfrutarás tanto que vas a querer pedir 100 más. En serio, tienes que probarla. 

 ¡Y esta es lista que queremos compartir contigo! No está todo lo que tiene que estar, pero está lo que no puede faltar. Y ya otro día hacemos una de las cervezas que tienes que probar. 

Pues eso, que en Barcelona se come bien, se come espectacular. Y también se vive espectacular. Y más si es en uno de nuestros edificios. En serio, son increíbles, están en zonas exclusivas y cuentan con un montón de ventajas que no encontrarás en otra parte. Deberías echar un ojo porque tenemos muchas opciones y seguro que alguna te encaja. ¡Contacta sin compromiso! 

Comparte este artículo